El estrés laboral y académico

A través de este blog IMEG busca concientizar sobre el estrés que las personas experimentan a diario, en el trabajo, en el estudio y los factores que influyen en los niveles que cada uno pueda presentar.

Los altos índices de desempleo, la inestabilidad económica, los problemas familiares y laborales, llevan a las personas a enfrentar situaciones de estrés. El mismo es un fenómeno que cada día es más frecuente y que está aumentando en la sociedad actual. Es conocido que el estrés, puede afectar la salud física y mental de las personas, lo que conlleva a cambios de comportamiento, provoca como consecuencia una disminución en su rendimiento laboral y en la formación académica.

Es importante estudiar los niveles de estrés laboral en adolescentes, o personas que estudian y trabajan; ya que, estar al tanto hace tomar decisiones para mantener o reducir dichos niveles y de esta forma aumentar la productividad de los colaboradores, así como, proteger la salud física y mental.

Efectos del estrés Laboral y académico


Efectos emocionales 
• Depresión y desánimo, aumento de desánimo, descenso del deseo de vivir. Tensión, dificultad para mantenerse relajado desde el punto de vista físico y emotivo.
• Hipocondría, parte de los desajustes físicos reales, se empieza a sospechar de nuevas enfermedades.
• Ética, los principios morales o éticos que rigen en la vida de las personas se relajan y se posee menor dominio propio.
• Rasgos de la personalidad, desarrollo de la impaciencia, la intolerancia, y el autoritarismo y la falta de consideración por los demás.
• Fatiga, sentimientos de culpa, vergüenza, irritabilidad, mal genio, tristeza, baja autoestima, nerviosismo, soledad, ansiedad, agresión, apatía, aburrimiento.
• Desconcentración y atención, dificultad para permanecer concentrado en una actividad difícil, frecuente perdida de atención.
• Errores, cualquier problema que requiera actividad mental tiende a solucionarse con un número elevado de errores.
• Olvidos frecuentes, hipersensibilidad a la crítica, bloqueos mentales.

Efectos sobre el comportamiento
• Predisposición a accidentes, consumo de drogas, explosiones emocionales, comer en exceso, falta de apetito, beber y fumar en exceso, excitabilidad, conductas impulsivas, alteraciones en el habla, risas nerviosas.
• Incapacidad de descansar, temblores, lenguaje, incapacidad de dirigirse verbalmente a un grupo de personas de forma satisfactoria como tartamudez, descenso de fluidez verbal. Intereses, falta de entusiasmo por las aficiones preferidas, así como por los hobbies o pasatiempos favoritos.
• Sueño, el patrón del sueño se altera, generalmente se sufre de insomnio. Cambios en la conducta, aparecen tics y reacciones extrañas.

Las exigencias que pueden dar origen al estrés son de dos tipos:
• Exigencias Internas: es decir, las que nos realizamos a nosotros mismos cuando somos muy autoexigentes, tenemos altas expectativas de logro, necesitamos mantener el control y nos esforzamos en ellos, entre otros.
• Exigencias Externas: es decir, las que nos va presentando nuestro entorno, dentro de las cuales destacan tener que entregar trabajos y rendir pruebas y exámenes en un tiempo acotado; realizar trabajos en grupo; exponer frente al curso (disertaciones); no entender contenidos abordados en la clase; tiempo limitado para las obligaciones académicas, entre otros.

Prevención y afrontamiento

Una vez que identificamos las situaciones que nos generan estrés y que sabemos cómo reaccionamos frente a ello, necesitamos distinguir qué estamos haciendo para prevenir que esto ocurra o mitigar los efectos.
Algunas de las estrategias que ayudan tanto a prevenir la cronificación del estrés como a afrontar las manifestaciones en la fase de agotamiento son:
• Planificar actividades priorizando entre ellas
• Decidir entre diversas técnicas de estudio
• Alimentarse saludablemente en horarios estables
• Practicar deporte o actividades recreativas
• Dedicar tiempo a pasatiempos y hobbies
• Mantener ciclos de sueño estables
• Buscar ayuda y compartir con otros
• Practicar relajación y respiración profunda
• Mantener el sentido del humor
• Esforzarse en mantener la calma y tranquilidad.

Referencias
• ACC, 2015. The Social Readjustment Rating Scale An inventory of common stressors
• Puliti, R. 2004. El Manejo del Estrés. Buenos Aires, Argentina. Editorial KIER
• Stahl, B y Goldstein, E. 2013. Mindfulness para reducir el estrés. Una Guía Práctica.